Diferentes enfoques de la Robótica

30 enero 2012

Aunque es difícil hacer afirmaciones sobre lo que los investigadores intentan en sus trabajos y las orientaciones que deminan las investigaciones en distintos países, se hacen comentarios en este post sobre las aparentes inclinaciones en la construcción de robots en los dos países más avanzados en este terreno. En el caso de los Estados Unidos, además de estar la investigación sobre robots muy conectada a la defensa y a la guerra, hay un claro interés por dotarlos de verdadera inteligencia. En el Japón, por el contrario, parece predominar el uso social de los robots y no hay ecesivo interés en que los robots actuales sean tan inteligentes como los hombres, con una inteligencia má elemental parece suficiente.

Hay una diferencia importante en la orientación de la robótica en los Estados Unidos y Japón. Mientras que en los Estados Unidos domina la investigación relacionada con los temas militares, en Japón se inclinan por el uso social de los androides, con particular énfasis en la ayuda a los ancianos, a las personas discapacitadas y a la educación de los niños. En Japón, por otra parte, tienen gran interés en la comercialización de estos robots, sin que parezca que tengan demasiada preocupación por que sean más o menos inteligentes en el sentido de “sentientes” mencionado en los posts anteriores.

En los Estados Unidos, por el contrario, se preocupan por conseguir que los robots se acerquen a la verdadera inteligencia del ser humano y para ello una mayoría de centros de investigación y de investigadores se esfuerzan hoy en hacer androides verdaderamente inteligentes. El enfoque, u orientación, que los guía es en parte nuevo y tiene que ver con que sean robots que aprenden reconociendo ellos mismos su entorno y acumulando experiencia.

Hasta no hace mucho se creía, y todavía se cree, que la Inteligencia Artificial es una cuestión de acumulación de circuitos electrónicos y bits de memoria de la misma forma que en los animales y en los seres humanos parece ser una cuestión de mayor número de neuronas y sinapsis. En un segundo artículo de la revista que utilizamos como referencia (“The Futurist” septiembre-octubre de 2011) de Steven M. Shaker, “The Coming Robot Evolution Race”, se recoge, una vez más, la comparación del crecimiento de las neuronas en los seres vivos a medida que estos han ido evolucionando con el aumento de la capacidad de cálculo y almacenamiento de los ordenadores. Se explica, por ejemplo, cómo los primeros gusanos en los que apareció algo que podría denominarse “cerebro” hace más de 500 millones de años, sólo tenían unos cuanto cientos de neuronas, cómo los primeros peces de hace más de 400 millones de años tenían alrededor de 100.000 y cómo el hombre actual, después de tantos millones de años de evolución ha llegado a tener unos 100.000 millones de neuronas en su cerebro. Muchos creen, como hemos dicho anteriormente, que la inteligencia es cuestión de cantidad de neuronas y de cantidad de conexiones entre ellas.

En ese sentido la evolución de las capacidades de los ordenadores es mucho más rápida y acelerada. Desde los varios cientos de bits que almacenaban los primeros ordenadores pasamos a 10 millones de bits en los años 70, a más de 100 millones en los 80 y, a través de un crecimiento exponencial que parece no tener límite, hemos llegado a los portátiles actuales que tienen decenas de miles de millones de bits de memoria RAM. Algo parecido se podría decir de la velocidad de cáculo y de la de transmisión.

Basándose en esos crecimientos exponenciales de la tecnología digital muchos autores han hecho predicciones sorprendentes. El autor mencionado anteriormente Hans Moravec predijo en su libro “Mind Children” publicado en 1990, que los robots superarían la inteligencia humana en el año 2030, y más recientemente Ray Kurzweil, autor entre otros del libro, “La era de las máquinas espirituales”, ha insistido en ello y ha dado fechas algo más lejanas pero sin albergar ninguna duda en cuanto a la ocurrencia de ese fenómeno.

Otros autores, por el contrario, y como también hemos indicado en posts anteriores, no creen que la inteligencia verdadera sea una cuestión sólo de cantidad de unidades de almacenamiento de información y de conexiones. Creen en los saltos cualitativos y en la existencia en nuestro mundo de otros fenómenos mucho más misteriosos que los cuantitativos.

Pero, aparte de estas consideraciones sobre límites de la inteligencia en las máquinas construidas por el hombre, lo cierto es que la investigación en robótica es muy activa. En lo relativo a tipos de robots se puede hablar según, https://www.scienceclarified.com/scitech/Artificial-Intelligence/AI-and-Robotics.html, de los siguientes:

 Animales mecánicos que se mueven
 Inteligencia en los motores
 Robots exploradores
 Robots de búsqueda y rescate
 Warbots o robots para la guerra
 Vehículos sin piloto

Sin contar, claro está, los nanobots o robots a nivel nanométrico a los que esperamos referirnos más adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.