Una lista tentativa de posibles “Experimental Thoughts”

07 Abril 2017

Imagen Destacada
En esfuerzos como los realizados en este blog tendentes a buscar relaciones entre ciencia y consciencia, resulta inevitable hacer hipótesis personales sobre la cuestión. Se intentan varias en el presente post, las cuales se expresan en forma de “experimentos mentales”

Adolfo Castilla

La ciencia como labor intelectual y filosófica

Es sabido que dos de los más grandes científicos de todos los tiempos, Albert Einstein y Charles Darwin, no lo fueron en el sentido de seguir el método científico y demostrar sus hipótesis con experimentos. Fueron grandes realizadores de lo que en inglés se conoce como “Experimental Thoughts”, es decir, argumentaciones mentales explicativas de nuestro mundo, difíciles de cuestionar y que explican lo que somos mucho mejor que las teorías explicativas anteriores. Son grandes intuiciones o visiones realizadas por personas con mentes muy poderosas, ya que como dice el físico teórico italiano, Carlo Rovelli, en su último libro, Siete breves lecciones de física:

“..la ciencia, antes de estar constituida por experimentos, mediciones, matemáticas, deducciones rigurosas, lo está, sobre todo, por visiones. La ciencia es, ante todo, una actividad visionaria. El pensamiento científico se nutre de la capacidad de “ver” las cosas de manera distinta de como las veíamos antes” .

Algunas hipótesis

Con esas ideas en mente es posible hacer por mi parte las siguientes hipótesis:

1.- El cerebro tiene otras capacidades además de las de interpretar lo que le transmiten los sentidos

2.- El significado, la semántica, la esencia de las cosas… está en las cosas y es captado por una capacidad del cerebro relacionada quizás con el “entanglement”

3.- La mecánica cuántica nos permite aceptar estas hipótesis, diríamos que, “científicamente”

4.- Hay que extender el análisis de lo que somos a dimensiones nuevas como la energía, el impulso vital, la información y la consciencia.

5.- Habría que inventar una materia nueva y una forma nueva de pensar, la “espiriciencia”.

6.- Hay una convergencia general inevitable entre ciencia y espíritu

7.- Es probable que necesitemos otra forma de enfrentarnos al conocimiento de nuestro universo.

Introducción de una nueva área de pensar e investigar

Quizás sea el momento de buscar nuevas formas de entender nuestro mundo, que continúen con el proceso que va desde la tecnología a la ciencia pasando por el arte, el lenguaje y la racionalidad. ¿Por qué no imaginar una nueva forma de buscar las leyes de nuestro mundo?. ¿Por  qué quedarnos en la ciencia?. ¿No se podría dar un paso más e imaginar algo así como la “cuantia”?, es decir, una forma de buscar el sentido y el funcionamiento de nuestro mundo basándose en la “mecánica cuántica” y en la posibilidad de que en el interior de la materia y en los confines del mundo se unan lo físico y lo metafísico. ¿Habrá en el futuro facultades o escuelas de ”ciencias” y facultades o escuelas de “cuantias”?.

Para transformar esas siete sugerencias en verdaderos “experimentos mentales” habría que desarrollarlas mucho más, como hacía Einstein, y plantear algo como la “caja llena de luz” que tanto impresionó a su rival en temas cuánticos, Niels Bohr.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.