El desarrollo de la IA

19 Mayo 2017

Imagen Destacada
Continuamos en este post revisando la evolución de la IA iniciada en el anterior. Recordamos ahora la labor de Charles Babbage en el siglo XIX y nos detenemos algo más en el nacimiento formal de la verdadera IA a mediados del siglo pasado. Exponemos además nuestra opinión en cuanto al motivo por el que la IA ha pasado a ser un tema de gran interés para profesionales de campos muy diversos. (Imagen de portada: De Bruno Barral (ByB), CC BY-SA 2.5, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=6839854)

Adolfo Castilla

La Inteligencia Artificial en el Siglo XIX

Continuando con el breve recorrido histórico de la aparición y evolución de la  Inteligencia Artificial (IA) iniciado en el post anterior, recordamos ahora la obra destacada de Charles Babbage (1791-1871). En el Siglo XIX, como bien sabemos, fue este matemático y científico de la computación británico, el que más se acercó a la construcción de una máquina calculadora. Murió sin conseguirlo pero su denominada “máquina analítica” fue una realidad y algo muy avanzado para la época. Era un aparato mecánico y estaba concebido como una máquina programable, para lo que Babbage utilizó las tarjetas perforadas introducidas unos años por el tejedor y comerciante francés Joseph Marie Charles (1752 – 1834) para realizar tejidos diversos programando sus telares.

La máquina analítica era muy avanzada en su concepción ya que tenía dispositivos de entrada basados en las tarjetas perforadas de Jacquard, un procesador aritmético, responsable de los cálculos numéricos, una unidad de control determinante de la tarea a realizar, un mecanismo de salida y una memoria donde los números podían ser almacenados hasta ser procesados[1].

El comienzo formal de la IA moderna

El comienzo formal de esta materia y su denominación hay que buscarlas, no obstante, en el taller de dos meses de duración organizado en la Universidad de Dartmouth en el verano de 1956, por John McCarthy (1927-2014), Marvin Minsky (1927-2016), Claude Shannon (19016 – 2001) y Nathaniel Rochester (1919- 2001), al que asistieron un total de 10 personas. McCarthy pasa por ser el inventor de la denominación de “Inteligencia Artificial” y Minsky ha sido una referencia histórica, primero de la llamada IA subsimbólica (categoría a la que nos referiremos más tarde) y después, cuando llegaron los ordenadores avanzados a finales de los 70, de la IA simbólica o logicista, hasta su fallecimiento en enero del pasado año.

Gran parte de la labor posterior en el terreno de la IA fue desarrollada por los 10 asistentes al taller de Darmouth y sus alumnos. Muy pronto se crearon tres centros de investigación dedicados al tema en otras tantas destacadas universidades americanas: Minsky en el MIT, McCarthy en Stanford y Newell y Simon en el Carnegie Tech de Pittsburgh. El primero con un enfoque de IA antilogicista, el segundo con  un enfoque logicista y el tercero con una orientación hacia una IA humana, es decir, reproducción exacta del funcionamiento del cerebro.

Centros por cierto, fuertemente dotados de medios económicos por las fuerzas armadas estadounidenses ya que era la época de la guerra fría y existía mucha financiación para este tipo de actividades

La IA como materia de altos vuelos conceptuales y teóricos

Entre otros nombres de esa primera época se deben mencionar también, y en lugar preferente, a Allen Newell (1927-1992) y Herbert Simon (1916-2001), dos investigadores del Carnegie Tech, institución situada en la ciudad de Pittsburgh (Pensilvania), que hoy forma parte de la Carnegie Mellon University. Estos investigadores, el segundo, por cierto, Premio Nobel de Economía de 1978, llegaron al taller de Dartmouth con una labor previa muy importante. Habían creado un primer programa de IA, el Logic Theorist (LT), así como la llamada,  Logic Theory Machine, que era una primera máquina o programa de razonamiento lógico. Los dos, además, junto con Cliff Shaw (1922-1991), un programador de la RAND Corporation, habían construido uno de los primeros lenguajes de programación, el Information Processing Language (IPL).

Unos años antes del taller de Darmouth, en 1943, Warren Mc  Culloch (1898-1969), un neurólogo y cibernético americano, y Walter Pitts (1923-1969), un especialista en lógica y en neurociencia computacional, llevaron a cabo un trabajo considerado el primero de la IA. Trataron de poner juntos los conocimientos de la época en fisiología básica y funcionamiento de las neuronas en el cerebro, la lógica formal de Bertrand Russell (1872-1970) y  Alfred North Whitehead, (1861 – 1947) y la teoría de la computación de Alan Turing (1912-1954).

Es bien conocido, dicho sea como detalle curioso, que el Logic Theorist fue capaz de demostrar casi todos los teoremas lógico-matemáticos de los tres volúmenes del libro de Russell y Whitehead, Principia Mathematica, obra cumbre de la lógica y su relación con las matemáticas.


[1] Ver, Wikipedia: https://es.wikipedia.org/wiki/Charles_Babbage

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.